2/1/2008

Sensatez y sentimiento

...

Marianne: Siempre resignación. Siempre prudencia, honor y deber. ¿Donde esta tu corazón Elinor?
Elinor : ¿Qué sabes tú de mi corazón? ¿Que sabes tu de nada más que tu propio sufrimiento?. Por semanas, Marianne, he tenido esto presionandome sin tener la libertad de hablar sobre ello con nadie. Fue impuesto sobre mi, por la misma persona que arruinó toda mi esperanza. He tenido que soportar su exhaltación una y otra vez, aún sabiendome separada de Edward para siempre. Creeme Marianne, si no hubiese estado obligada al silencio, podría haber mostrado suficientemente mi corazón roto, incluso para ti

...


¿Donde está tu corazón Elinor?, la pregunta quedó rondando en mi cabeza durante un buen tiempo luego de ver este film de Ange Lee, ¿porque?, posiblemente porque puedo ver un poco de mi en ambos personajes, y aquello me parece maravilloso, pero la pregunta que siempre me hize, es ¿quien tiene mayor posibilidad de ser feliz en un mundo como el nuestro, donde el dinero al fín y al cabo lo es todo?, Mariana, la muchacha romántica y deshinbida que siempre quiere decir lo que siente, que quiere vivirlo todo, y conocer el amor pasional, o acaso Elinor, la joven sensata y recatada siempre determinada a hacer lo correcto, y esconder sus emociones frente a la sociedad.

Ademas que la relación entre dos hermanas tan diferentes siempre me ha interesado, es ciertamente complicada, hasta podría decirse espinoza, tengo una hermana y aunque tenemos intereses similares, musica, libros, artistas preferidos y compartimos muchos recuerdos felices de nuestra infancia jamas podría decir que nos parecemos, es decir no al menos en nuestro caracter y en la manera de sobrellevar nuestras emociones. Esto mismo ocurre en la historia de Jane Austen, Marianne (Kate Winslet) y Elinor (Emma Thompson), comparten un gran amor fraternal, y el dolor de la pérdida de su padre, tienen una historia en comun y los mismos problemas y sin embargo una manera muy distinta de enfrentar la vida.

Ambas conocen el amor y la desilución Marianne a través Jhon Willoughby (Greg Wise) un joven apuesto y apasionado quien luego de enamorarla, la abandona para casarse con una mujer más rica. Elinor en cambio se enamora de Edward Ferrars (Hugh Grant) un hombre millonario y de clase alta por lo cual supone sus posibilidades muy remotas, sin embargo cada una a su manera encuentra el camino hacia la felicidad, aún Marianne que luego del despecho estará lista para aceptar el amor reposado de Col. Cristopher Brandon (Alan Rickman)

Su hermoso vestuario, su perfecta recreación de la época, y el magnifico guion de Emma Thompson, hacen de esta película quiza la mejor adaptación de Jane austen en la pantalla grande y un film muy disfrutable. Es que va mucho más allá de ser una simple historia de amor, como lo dijo el mismo director es en realidad una muestra de como el mundo se movía, corrijo se mueve por el dinero: quien tiene más, quien tiene menos, y no por los verdaderos sentimientos tal como lo quisiera Marianne la prueba: el hombré al que amó que la dejo precisamente por su falta de dinero.

En fin está película siempre me ha fascinado asi como me fascinan los vestidos de época , es que mas alla de la liberación femenina y demás ideas que puedan pasar por mi cabeza en el fondo todavia me siento mucho esa niña que vio por primera vez esta historia y aunque mi admiración por Marianne me llevó a romperme el corazón muchas veces, no por ello he dejado de intentar encontrar un amor asi de intenso.

No hay comentarios.: